Obviamente, el recorrido de mejora depende de muchos factores, entre otros de tu nivel inicial y de tu fuerza de voluntad y capacidad de trabajo. Algunos de nuestros alumnos han experimentado incrementos en la fuerza de juego de hasta 400 puntos ELO de rendimiento avalado en torneos reales. Pero creemos que el incremento de la puntuación ELO no debe ser el único objetivo, nuestra experiencia nos dice que la adquisición de un nivel de juego superior y de una comprensión del ajedrez más profunda te ayudarán a modificar tu rating como jugador casi sin darte cuenta, pero para ello es preciso marcarse una meta principal: progresar.

Por supuesto, uno de los factores esenciales que definen la capacidad de mejora es el tiempo dedicado al trabajo en el curso, tanto en el período lectivo como en las diferentes posibilidades de repaso de ejercicios que se ofrecen.

Y tan importante como la meta, es el camino para llegar a la misma.