Todas las unidades tienen una duración concreta y, por lo tanto, una fecha de inicio y una fecha de fin determinadas  a partir de la fecha en la que te hayas suscrito a cada una de ellas. Consideramos que esta duración es la apropiada para cada unidad, permitiendo el equilibrio entre el tiempo de dedicación, el nivel medio de los alumnos  y el tiempo que requiere la consolidación de conocimientos.

Cuando termines una unidad debes esperar a la fecha de inicio de la siguiente que ya tengas contratada, o contratar otra nueva si lo prefieres. Si te ha sobrado tiempo, te recomendamos que aproveches para profundizar en las soluciones completas de los ejercicios que más te hayan gustado. Esto te ayudará a reforzar tus conocimientos.

No es bueno que dejes pasar mucho tiempo para comenzar una unidad a la que te hayas suscrito, puesto que una vez termine su duración prevista no podrás volver a ella y accederás directamente a las siguientes unidades contratadas.